Llámanos (55) 7312 4553
¿Sabes cómo maridar whisky? Aprende y sorprende

Deja boquiabiertos a tus amigos con lo que te vamos a enseñar en este post, el más completo que puedas encontrar. Si sabes cómo maridar whisky, serás el rey de las fiestas, o el mejor anfitrión en tu propia celebración.

Si eres amante del vino y el licor, sabrás que maridar es la sutil destreza de combinar una bebida y una comida, en un equilibrio perfecto de sabores y texturas. Sin embargo, a diferencia del vino, el whisky necesita combinaciones más minuciosas, lo que convierte su maridaje en todo un arte. El maridaje no es una ciencia ni es exacta, y requiere de constante experimentación. Depende en gran medida del paladar de cada persona, aunque en otras ocasiones se convierte en un juego de corazonadas que lleva a conseguir mezclas deliciosas.

El maridaje del whisky es una nueva tendencia de total actualidad, que está imponiéndose con fuerza.

¿Qué se debe tener en cuenta para maridar un whisky?

Aunque pueda sorprendernos, el whisky tiene tanta capacidad como el vino para poder ser combinado con alimentos, y así generar una fantástica experiencia gastronómica con su combinación. En realidad, casi cualquier bebida puede ser maridada con alimentos, y viceversa. Lo verdaderamente relevante es conseguir un balance armonioso, ese equilibrio entre aroma, textura, olor y sabor entre elementos, que produce un placer inigualable.

En el caso del whisky, lo realmente importante es lograr que el whisky complemente, pero que jamás sobrepase el gusto de la comida. Para ello es muy importante tener en cuenta la dosis de agua en el vaso y la temperatura del licor. Durante las catas de whisky, a menudo se recomienda añadir un poco de agua, pero cuando se trata de maridarlo con comida, es mejor degustarlo puro. El agua, cuando se añade al whisky, realza aromas que no son los más apropiados cuando lo que se busca es centrarse en los sabores.

Para realizar un buen maridaje con whisky es necesario combinar el licor con comidas que aporten características similares a lo que se está bebiendo.

Antes de comenzar a disfrutar de la comida y la bebida, procura que tu paladar esté limpio y fresco, por lo que se recomienda beber sorbos de agua mineral entre los diferentes platillos.

Algunos de los alimentos que resultan una delicia para maridar un whisky son: queso, chocolate, frutas, postres con frutos secos (como la avellana o la nuez), y especialmente con carnes rojas que contengan salsas afrutadas. Te contamos los secretos de algunas de estas combinaciones:

Maridaje de whisky y queso

Fotografía de un vaso de whisky junto a unos trozos de queso

Al servir un whisky no puede faltar el queso. Para etiquetas escocesas como Laphroaig, nada mejor que un buen queso fuerte como roquefort. Si es un whisky más dulce, como Glenmorangie, prueba con un queso suave como el brie.

Maridaje de whisky y carne, uhmm

Fotografía de unas costillas de cerdo con salsa

Para un whisky cálido e intenso, con niveles de sensación de madera muy altos y de características intensas, el mejor maridaje se logrará con una carne al carbón o a la parrilla. Es recomendable usar salsas fuertes de mostaza, champiñones o especies de mucha intensidad.

Un rack de costillas de cerdo en el horno, es algo sabroso y perfecto para que el estómago absorba todo el whisky. Cuando se trata de servir la carne, la simplicidad funciona mejor. No se debe abrumar el paladar mezclando un whisky ahumado y una carne muy especiada o ahogada en salsa de barbacoa. Puede sazonar las costillas con curry, cebolla y ajo en polvo y un poco de azúcar morena, envolverla en papel de aluminio y dejarla marinar. Entonces se hornea a 450 grados durante aproximadamente una hora y se deja que repose en su jugo durante diez minutos. ¡Y voilà, listas para disfrutar con nuestro whisky!

Maridaje de whisky y chocolate

Fotografía de un vaso de whisky junto a trozos de chocolate

El whisky es un gran complemento para el chocolate, especialmente el chocolate negro. Cuanto más cacao, mejor. Puedes combinarlo con bombones, mousse o una porción de pastel. Esta mezcla permite que cada uno de los ingredientes sea protagonista.

Maridaje de whisky y frutas

Fotografía de un vaso de whisky junto con cerezas dentro del vaso y también por fuera

Las frutas pueden combinar muy bien con el whisky, siempre que sean frutas un poco amargas o agrías. Las manzanas o peras quedan muy bien. Trata de mantenerte alejado de las frutas que contengan demasiado cítricos, como pueden ser las naranjas, ya que pueden solapar mucho el sabor del whisky.

Fuente: iMujer y Houstonpress.

 

Maridaje por regiones geográficas

Según los expertos catadores, antes que todo, lo más importante es que el whisky sea el que se debe adaptar a la comida y no al revés. Luego, el desafío consiste en entender el licor, buscar sabores y proponer similitudes desde la cocina; lo ideal es dar con tintes ahumados, que no sean muy fuertes.

Otro elemento importante tiene relación con conocer en qué región de Escocia fue elaborado, para poder determinar su sabor y por lo tanto su maridaje ideal.

  • Región de Isaly y Campbeltown. Aquellos whiskies que provienen de la región de Isaly y Campbeltown, son por lo general ahumados con aroma a yodo y sal debido a la cercanía del mar, y por tanto es mejor combinarlos con pescados ahumados o secos, aceitunas negras, ostras y anchoas.
  • Región de Speyside. Para los que son elaborados en la región de Speyside, es decir, destilados suaves y frutales, lo recomendable es combinarlo con carnes de cerdo, res o pato, agregando salsas al gusto. Por tener sentido frutal, sirve también beberlo con naranjas, peras y piñas, aunque también le vienen bien algunos frutos secos como uvas pasas, ciruelas secas, nueces, mazapán y almendras, además de chocolates.
  • Región de Highlands. También están los que provienen de la región de Highlands, que juntan mucho con las comidas picantes y asiáticas como el sushi, los vegetales al wok, preparaciones en base a jengibre y preparaciones provenientes de México y la India.
  • Región de Lowlands o Tierras Bajas. Si el whisky proviene de esta zona, le vendrá bien una comida ligera, y mariscos.

Buchanans De Luxe 12 años (12 years)

Poniendo el caso del whisky Buchanan’s De Luxe es un blended whisky o whisky de mezcla, y el origen de sus aromas y sabores se encuentra en las regiones de Edimburgo, Speyside, Dalwhinnie, Skye e Islay. En este producto se percibe el particular y sutil sabor ahumado, característico del whisky Buchanan’s, la suavidad del whisky de grano y las combinaciones de las maltas de todas partes del país de Escocia.

 

 

 

Maridaje de whisky y bocadillos

¿Sabías que está de moda combinar los whiskies con bocadillos?

Esta es otra noticia jugosa que tenemos para ti. Resulta ser que en Francia ha surgido la moda de combinar whiskies escoceses específicos, provenientes de una sola destilería, con bocadillos o botanas, creados a la medida de cada uno de ellos. De esta experiencia ha surgido todo un movimiento dedicado a crear maridajes perfectos y audaces. Te mostramos algunos ejemplos:

Chivas Regal 12 años.

Este es un licor de fuerte textura, expresión y masculinidad, a la vez que disfruta de un sabor rico y afrutado. Para maridarlo se recomienda hacerlo con Tenderloin de cerdo en salsa de manzanas, dejando sellar el lomo y terminando su cocción en el horno con una reducción de manzanas caramelizadas. Los aromas de fruta y manzana de Chivas 12 se complementarán con el agridulce platillo.

Talisker 10 años.

Este whisky proviene de la isla de Skye, el cual logra absorber el carácter marino de su agua de manantial. Se debe combinar con un salmón ahumado acompañado de un palito de pan cubierto de ajonjolí y aderezado con una mezcla de piña en cuadritos, una pizca de cardamomo en polvo, otra de pimienta, un hilo de aceite de oliva y unas gotas de jugo de limón y sal.

Glenkichie 12 años.

Destilado desde 1837 en el sur de Edimburgo, se trata de un whisky apreciado por su frescura, ligereza y delicada nota vegetal. Para este destilado resulta ideal la siguiente receta: en un trozo pequeño de queso de oveja coloca un poco de “tapenade” (pasta de aceituna negra), betabel crudo en juliana y cacahuate troceado. Termina además con unas gotas de aceite de argán (olivo silvestre oriundo de Marruecos), para cubrir el paladar y amplificar los sabores. Si no consigues este último producto, el aceite de oliva siempre será tu mejor aliado.

Lagavulin 16 años.

Proveniente de Islay, al oeste de Escocia, el Lagavulin es uno de los whiskies más intensos. Resulta perfecto entonces combinarlo con un pan de especias con roquefort. Y para despertar su carácter a madera y frutas, sumerge el emparedado en una compota a base de higos secos finamente rebanados en un fondo de aceite de oliva y espolvoreados con chocolate negro amargo.

Fuente: Alto Nivel

Los mejores whiskies para maridar

En Cava Alta te ofrecemos los whiskies perfectos para maridar con los platos o comidas que te hemos sugerido. ¡Aprovecha nuestra promoción de Buchanan’s 12 años caja de 12 botellas y sorprende a tus amigos con una combinación de whisky & food para chuparse los dedos!

 

Johnnie Walker Blue Label

Johnnie Walker Blue Label

Johnnie Walker Red Label

Johnnie Walker Red Label

Johnnie Walker Black Label

Johnnie Walker Black Label

Chivas Regal 12 años

Chivas Regal 12 años

Chivas Regal 18 años

Chivas Regal 18 años

Grand Old Parr 12 años

Grand Old Parr 12 años

Buchanan's De Luxe 12 años

Buchanan’s De Luxe 12 años

 

Buchanan's 18 años

Buchanan’s 18 años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *